27 DE AGOSTO DE 2002

La villa recupera las pinturas de la ermita de la Vera Cruz

(Guillermo Herrero)

La villa de Maderuelo ha logrado ‘recuperar’ las pinturas románicas de la ermita de la Vera Cruz, gracias a un proyecto de restauración que ha sido financiado por la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de la localidad. En el año 1950, y coincidiendo con las obras de construcción del embalse de Linares del Arroyo, los frescos románicos fueron transferidos a lienzos e ingresaron en el Museo del Prado, donde se reinstalaron en una armadura a manera de capilla construida al efecto. Sin embargo, y según explica el restaurador Graziano Panzieri, la técnica utilizada de extracción de las pinturas, denominada strappo, ha permitido la conservación de la impronta original de los frescos. No obstante, hay que señalar que el strappo, una técnica muy usada hace medio siglo, causaba graves daños a las pinturas, lamenta Panzieri.

Tras comprobar la existencia de múltiples restos de la impronta, las instituciones que han financiado el proyecto decidieron recuperar los mismos, que se hallaban muy deteriorados, principalmente por la humedad que genera el cercano embalse de Linares del Arroyo.

La empresa concesionaria de la restauración, Tecnireco Hispania S.L., comenzó su trabajo en octubre de 2001, y, según indica Panzieri, tuvo que superar diversos problemas derivados de la humedad, ya que algunos de los productos utilizados en la restauración tardaban meses en secarse. Hasta la conclusión de la restauración, y además de un estudio previo y un análisis estratigráfico de color y materiales, los técnicos han limpiado el revoco y las policromías existentes. Posteriormente, se consolidó la capa pictórica, para finalmente proceder a la reintegración de aquellas zonas
perdidas y en las que había originalmente capa pictórica.

El conjunto pictórico de la Vera Cruz está considerado como uno de los más importantes del románico de Castilla y León, junto con el de San Isidoro de León y el de San Baudelio de Berlanga. El fresco de la creación del hombre y del pecado original es el más sobresaliente del conjunto de Maderuelo, que está datado en el primer tercio del siglo XII.

Acondicionamiento
Aunque las labores de restauración de las pinturas ya han concluido, el Ayuntamiento de Maderuelo está actualmente acometiendo otras obras para permitir que la ermita de la Vera Cruz pueda ser abierta al público. Entre ellas, el alcalde de Maderuelo, Santiago Bayo (PP), ha citado la reducción de la altura del muro de contención de la ermita, que fue levantado para evitar que el agua del embalse entrara en el templo. "Queremos que se reduzca todo lo que se pueda, porque afea el entorno", afirmó Bayo. Además, el Ayuntamiento ha proyectado la construcción de una pasarela de madera que permita a los visitantes entrar en la ermita en aquellas épocas del año en las que el suelo se encuentre mojado. Finalmente, el municipio llevará luz eléctrica hasta la Vera Cruz y colocará en su interior una gran fotografía de los frescos originales, tal y como se conservan actualmente en el Museo del Prado. Una vez ultimadas estas actuaciones, el Ayuntamiento de Maderuelo desea que el pequeño templo permanezca abierto al público durante los fines de semana.

 

Volver