Época Romana: Las casas
 

Algunos detalles de los hogares de nuestros antepasados, ya romanizados, que vivieron en el valle de Duero 

onstrucciones

 

osas de la vida cotidiana

 

Lamparas y braseros

Mostramos los más sencillos, alejándonos de los modelos más suntuosos, propios de zonas de Italia. 

Necesarios para combatir el frío invierno de la Meseta.

Brasero de carbón en bronce

Tanto hechas en bronce como en cerámica fueron muy habituales.  

Lámparas de aceite

Es fácil suponer que en las zonas rurales de Hispania Citerior, se dieran los modelos más sencillos aunque en las grandes ciudades y villas próximas a Cauca, Confluentia o Secovia abundarían los más lujosos


 


 Muebles

Reconstrucción de una cama (lujosa)

Las camas han evolucionado poco hasta nuestros días.  Aunque sería raro encontrar modelos tan lujosos en Hispania, con patas torneadas y figuras de bronce sujetando el cabezal.  Lo normal sería una simple tabla como cabecera.


 


Hogares y cocinas

Una curiosidad: el aseo (si lo había) solía estar en la cocina.

Luego , en las comidas, las mujeres y niños solían comer aparte.

También existía la misma costumbre actual de comer tarde (2:30 p.m. o más)

 

Reconstrucción de una cocina

 


 


Tejados de las casas

Los tejados se cubrían con tejas (tegulae) planas, gruesas y rectangulares, de 45 x 60 cm.  

La unión entre dos planas se hacia con una teja semicilíndrica (imbrex) vuelta hacia abajo

 

 


 


Paredes y muros de las casas

Mostramos los modos de construcción que hemos visto en algunas ruinas de la zona, además del típico de grandes sillares rectangulares de piedra, reservados para murallas y fachadas de edificios importantes.

Opus incertum. Es el más habitual, aunque más difícil de distinguir de muros de épocas posteriores.  Es mampostería, esto es, piedras irregulares, cal y arena.  la cal se obtenía de quemar hasta desintegrar (calcinar)  piedras calizas en grandes hogueras o hornos.

Opus mixtum. Dos o tres hileras de ladrillos, que se alternan con una o mas hiladas de piedra.  Posteriormente, fue adoptado por musulmanes. 

Opus craticium. Un entramado reticulado de madera que se rellenana de piedras irregulares y yeso o cal y arena.